Piojos

  • Los piojos son un problema común en niños de edad escolar. Puede tomar hasta dos semanas para que una infestación por piojos se vuelva visible. Esta información puede ayudar a reducir el riesgo de que su hijo/a se infeste o para darle la información que necesita para tratar los piojos de su hijo/a.

    ¿Qué son los piojos?

    Los piojos son insectos pequeños de color marrón claro o oscuro, no más grandes que una semilla de sésamo. El piojo hembra pone los huevos, llamados liendres, en el pelo, cerca del cuero cabelludo. Estas liendres, que parecen como diminutos óvalos blanquecinos, se pegan firmemente al pelo y usualmente revientan a las dos semanas. Las liendres se encuentran más frecuentemente en el pelo detrás de las orejas y en la parte posterior de la cabeza y cuello. No deben confundirse con la caspa. La caspa puede ser fácilmente sacudida del pelo; las liendres no, porque están firmemente adheridas a pelos individuales.

    Cualquiera puede adquirir piojos. No son una señal de suciedad y no debe ser considerado una señal de una casa sucia. Aunque los piojos no saltan, pueden esparcirse de una persona a otra. Los niños en edad escolar y sus familias son buenos candidatos para piojos porque se esparcen por contacto cercano. Dígale a su hijo/a que no comparta elementos personales como gorras, peines, cepillos, almohadas o cascos de bicicleta, porque estos elementos pueden transmitir los piojos. Los piojos no causan ninguna enfermedad a los humanos.

    Si sospecha que haya piojos, revise de cerca la cabeza de su hijo. éstos pueden ser difíciles de ubicar porque se mueven para evitar la luz. Las liendres pueden ser más fáciles de encontrar. Si no se les trata, los piojos rápidamente aumentarán de número, así que asegúrese de tratarlos tan pronto como los detecte.

    ¿Qué puedo hacer?

    En casa, lo mejor es revisar regularmente a toda su familia para ver si tienen piojos o liendres, especialmente después de haber dormido fuera. También es importante estar alerta para signos y síntomas que incluyan rasquiña intensa en la cabeza. Si encuentra piojos o liendres en el pelo de su hijo/a, retire con una peinilla tantas liendres como sea posible usando una peinilla de dientes finos o unas pinzas y luego use un champú medicado especial que contenga piretrina o permetrina. Estos productos pueden ser comprados sin receta en cualquier farmacia y en la mayoría de supermercados. El medicamento debe usarse exactamente como se indica en las instrucciones del empaque. No lave el pelo de su hijo/a con shampoo normal ni le peine demasiado durante varios días después de haber aplicado el champú medicado. Esto permitirá que el medicamento actúe y siga matando las liendres y piojos. Use el shampoo medicado nuevamente en una semana, si lo necesita. Ninguno de los tratamientos es 100% efectivo, y es muy común que tarde unas pocas semanas para resolver completamente una infestación de piojos. Recuerde revisar a todos los miembros de la familia y tratar a aquellos con cualquier signo de piojos. Para casos persistentes que no responden a 2 o 3 semanas consecutivas de tratamiento con el champú de venta libre, hay medicamentos de venta con receta. Contacte a su proveedor de salud para más información.

    También es importante lavar los tendidos de cama, toallas, ropa y abrigos con agua jabonosa. Se recomienda secar estos elementos en una secadora caliente. Los elementos que no puedan lavarse pueden sellarse en una bolsa plástica durante dos semanas. Las alfombras, los tapizados y los asientos de los carros deben ser aspirados. Los piojos no viven fuera de sus anfitriones por más de uno o dos días, así que no necesita lavar excesivamente.

    Protocolo de ACPS

    Cuando se identifica a un niño con una infestación de piojos en la escuela, se notifica a los padres de esta sospecha y se les entrega información sobre el tratamiento. Se enviará a los estudiantes a casa al final del día y podrán regresar a la escuela después de haber recibido el tratamiento apropiado en casa. Los estudiantes que sólo tengan liendres no son excluidos de la escuela.

    Por favor comprenda que compartimos su preocupación acerca de los piojos. Si detecta que su hijo/a tiene piojos, por favor informe a la enfermera escolar. Las enfermeras de ACPS alertarán a los padres y guardianes cuando haya un brote inusual de casos de piojos, pero protegerán la privacidad de los estudiantes individuales. Si trabajamos juntos, podemos eliminar exitosamente los piojos. Por favor siéntase en libertad de contactar a su enfermera escolar si tiene preguntas.

    Recursos para más información

    Referencias:

    Virginia School Health Guidelines (2nd Ed.), Departamento de salud de Virginia, Mayo 1999. Disponible en http://www.doe.virginia.gov/support/health_medical/

    Frankowski, B. L., y Weiner, L.B. (2002). Academia Americana de Pediatría, Comité de Salud Escolar; y el Comité de Enfermedades Infecciosas. Piojos. Pediatrics, 110, 638 643.